Algunas nociones sobre fenomenología de la religión, introducción.

Me gustaría desarrollar una serie de entradas que traten algunos aspectos fundamentales que utilizan los fenomenólogos para definir y esbozar el hecho religioso.

En líneas muy genéricas, podemos decir que la religión es un fenómeno específicamente humano, donde el hombre asume una forma de existencia “religada” o “religiosa”. Esta actitud relacional hace patente un convencimiento pleno de dependencia hacia un ser superior en varios órdenes —ontológico, axiológico y personal— haciendo que esta relación entre dos niveles comprenda la realización plena e integral del hombre, cuyo equivalente podemos denominar como salvación. 

Esta actitud que cualifica al ser humano como homo religiosus se ha entretejido y desarrollado a lo largo de la historia, cristalizándose así diferentes manifestaciones de este hecho religioso, convirtiendo a este fenómeno en uno complejo de analizar. Por otra parte, dichas cristalizaciones,  generalmente expresadas en una literatura teológica, han afectado el comportamiento genuino del hombre hacia esta forma de existencia religiosa en virtud de su concreción en forma de manifestaciones culturales específicas, sin que por ello pierdan su sentido genuinamente religioso. Nuestro objetivo no es otro que el de reconocer la común esencia de estas mediaciones específicas impresas en el tiempo en función de su intencionalidad primigenia.

Así las cosas, nos proponemos introducir autores que consideramos claves en el estudio de la fenomenología religiosa. En primer lugar trataremos el caso de M. Eliade, por ser quizás uno de los autores que mejor ha descrito el hecho religioso. Prologaremos la perspectiva de Eliade con autores como R. Otto y G. Van der Leeuw, así como con J. Martín Velasco y su tesis que expone a la religión como encuentro. Finalmente haremos entrar en relación las características esenciales alzadas por la fenomenología de la religión con la actitud frente a lo sagrado expuesta en la Biblia, concluyendo por último con un análisis de los rasgos esenciales que hemos expuesto sobre el hecho religioso.

Esperamos, pues, poder ofrecer algunos rasgos fundamentales que sirvan para describir introductoriamente el hecho religioso, haciéndonos así con un criterio básico, aunque sea, para hacer frente al estudio de las manifestaciones religiosas, sus signos y sus aparatos teológicos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog, Cristianismo, Fenomenología de la religión, Filosofía, Teología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s