La confrontación con el espíritu en Kandinsky y Wittgenstein, por José María Ariso

Me ha llamado gratamente la atención el artículo que José María Ariso, doctor en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid en 2003, y desde 2011 profesor adjunto en la Universidad Internacional de la Rioja, publica en el número 49  de la revista filosófica THÉMATA. El texto en cuestión pretende mostrar similitudes en las opiniones de Kandinsky y Wittgenstein respecto al importantísimo papel que el mundo espiritual ejerce en las obras de arte. Por otra parte, tiene la intención de apuntar las diferencias entre ambos autores. Según Kandinsky, el arte estaba muy relacionado con el teosofismo, mientras que para Wittgenstein la obra de arte era el resultado de una profunda contemplación religiosa. (A nota personal, cabe decir que ambos autores estuvieron influenciados por la teosofía de la época, indiferentemente de que sus concepciones filosofico-espirituales muestren divergencias).

Como nota aparte, un día tendremos que hablar sobre las Observaciones a La Rama Dorada de Frazer escritas por Wittgenstein, intensos apuntes que el filósofo desarrolló durante muchos años. En esta obra, Wittgenstein reflexiona sobre la magia y la religión haciendo duras críticas a algunos comentarios de Frazer, aludiendo a las numerosas semejanzas entre el hombre contemporáneo y primitivo. Señala además, con iracundo énfasis, la nefasta condición del hombre moderno y su ceguera para comprenderse a sí mismo y a los demás, para tener una visión plural y abierta del otro. La invasión del logos en el mythos nos ha hecho perder nuestra innata consciencia ritual, creativa y ceremonial. Recuperarla no es señal de irracionalidad sino, muy al contrario, de sana razón y elocuencia por ser ésa nuestra condición auténtica.

El artículo puede leerse haciendo click aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blog, Filosofía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La confrontación con el espíritu en Kandinsky y Wittgenstein, por José María Ariso

  1. nosce dijo:

    La invasión del logos en el mythos nos ha hecho perder nuestra innata consciencia ritual, creativa y ceremonial. Recuperarla no es señal de irracionalidad sino, muy al contrario, de sana razón y elocuencia por ser ésa nuestra condición auténtica.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s